Redes Sociales

Baloncesto

Sobró la primera parte

Sobró la primera parte

El Carramimbre despide con derrota un notable año 2018. Los de Paco García murieron en la orilla (78-68) y cerca estuvieron de culminar una remontada de casi 20 puntos en el feudo de un Liberbank Oviedo. Una mala primera parte condenó de nuevo a los vallisoletanos.

En Pumarín, como en los últimos encuentros a domicilio, el Carramimbre volvió a firmar un mal inicio de partido y se encontró a remolque a las primeras de cambio (10-2). Oviedo contó sus primeras posesiones por canastas y las pérdidas visitantes, sumadas a los contraataques infructuosos que se sucedieron, permitieron que los locales establecieran máxima a su favor (13-4). Los vallisoletanos respondieron desde atrás y se fueron asentando sobre la cancha con varias defensas consecutivas, pero el acierto no acompañó al cuadro carmesí y finalizó el primer periodo con apenas diez puntos (20-10).

La mejoría defensiva de los visitantes se hizo patente en el segundo periodo, pero los puntos seguían cayendo a cuentagotas. Con un quinteto grande en pista, el Carramimbre empezó a cerrar su aro y se redujo el acierto exterior de los locales. Un triple de Sergio de la Fuente apretó el marcador (25-19), aunque de forma pasajera. Javi Rodríguez solicitó un tiempo muerto y dio entrada a un Óliver Arteaga que impuso su ley en la zona y lideró un parcial de 7-0 que noqueó a los de Paco García (32-19).

Un triple de Sergio de la Fuente (12 puntos al descanso), el segundo consecutivo, puso fin a la racha de los ovetenses, quienes comenzaron a defender en zona. Al Carramimbre se le atragantó el sistema y fue incapaz de encontrar vías hacia el aro y de parar a Roope Ahonen y a Davis Geks. Así, los vallisoletanos se encomendaron al lanzamiento exterior y el acierto no acompañó, lo que propició que el CBC llegase al descanso con una importante desventaja (43-26)

El paso por vestuarios no cambió inicialmente el cauce que seguía el partido. El Carramimbre seguía sudando tinta china para sumar puntos y solamente Sergio de la Fuente parecía acertado de cara al aro. Aun así, el nivel defensivo de los de Paco García se mantuvo y Álex Reyes y Óscar Alvarado se sumaron al capitán del CBC y comenzaron a aportar sus puntos hasta obligar al conjunto local a solicitar un tiempo muerto (54-42). La inercia positiva continuó y en la recta final del tercer periodo, los vallisoletanos ya habían obrado casi media remontada (61-49).

Muchos minutos después, el Carramimbre volvía a tener el partido a tiro y mantuvo los diez puntos de diferencia con Liberbank Oviedo. Una canasta de Jubril Adekoya y una técnica contra el banquillo local que convertía Óscar Alvarado metían el miedo en el cuerpo de un conjunto, el local, que mantuvo la cabeza fría en los momentos más críticos de la contienda (69-61).

El enésimo gancho de Óliver Arteaga y un triple de Josep Puerto (75-62) reprimieron los últimos conatos de remontada de un Carramimbre que se negaba a hincar la rodilla cuando aún quedaban tres minutos de partido. El Ciudad de Valladolid, a pesar de llegar con vida al último minuto, acusó el esfuerzo realizado previamente y acabó muriendo en la orilla. Los de Paco García no pudieron bajar de los ocho puntos de desventaja y terminaron capitulando (78-68) en su último partido de un notable año 2018

Comenta la noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Baloncesto