Redes Sociales

Bádminton Valladolid

El norte siempre llena

El norte siempre llena

“Foto oficial de equipo, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: I. Domínguez, L. Duque, C. Velasco, I. Guzmán, P. del Egido, C. Vidal, S. Domínguez y J. Adán.” | Á. Domínguez

Este fin de semana, el Club Bádminton Valladolid se desplazaba a Solares, localidad que ya pisó la temporada pasada y que tan buen sabor de boca dejó. Esta vez fueron tres Sub 11 (Sonia Domínguez, Clara Vidal y Javier Adán), junto con cinco Sub 15 (Celia Velasco, Lorena Duque, Irene Domínguez, Paula del Egido e Irene Guzmán) los que se desplazaban a tierras cántabras. El madrugón mereció la pena en el TTR (2*) Solares Sub 11, Sub 15, Sub 19 y Senior.

Por el lado de los Sub 11, la suerte no sonrió en los individuales de ninguno de los tres. A pesar de ello, se consiguió en esta modalidad algo muy importante en estas edades, la alegría de haber dado todo en la pista. Más importante que el propio resultado, recordemos. En dobles, S. Domínguez – J. Adán se enfrentaron a su compañera de equipo C. Vidal y su pareja, M. Olmedo del CB Evolución 2011. Victoria en el partido para la pareja formada por ambos clubes vallisoletanos, lo que les permitió alcanzar las semifinales del torneo y obtener la medalla de bronce.

Por otra parte, las Sub 15, pequeñas de la categoría este año, realizaron una competición estupenda en las dos modalidades en las que se participaba: individual y dobles femenino. En individual, tanto L. Duque como P. del Egido e I. Domínguez alcanzaron los cuartos de final, cayendo esta última en un muy ajusto partido a tres sets. En dobles femenino, el sistema de competición fue de grupo único todas contra todas. La dupla I. Domínguez – L. Duque se hizo con la medalla de bronce, mientras que sus compañeras de equipo P. del Egido – I. Guzmán alcanzaron, por primera vez a nivel territorial y tras muchos subcampeonatos, la ansiada medalla de oro.

Premio muy merecido para todas ellas, especialmente a las medallistas, que ven en forma de metal el premio a todo lo entrenado día a día. Año de mucha exigencia y de horas en pista para estrenar nueva categoría. De igual modo, mención particular a Clara Vidal por su primera medalla en el mundo del bádminton tras solamente 10 horas de entrenamiento, y a Miguel Olmedo, pareja de Clara en esta ocasión, con el que aprendió valores mucho más importantes que el hecho de ganar una medalla, como son el compañerismo y el apoyo se gane o se pierda.

Comenta la noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Bádminton Valladolid